Para mantener en óptimas condiciones cualquier inmueble es importante que cuente con ciertos detalles de protección como la impermeabilización, lo cual ayudará a mantener un buen aspecto y evitará daños causados por la humedad.



La impermeabilización requiere de conocimientos especiales y aspectos importantes a tomar en consideración, para ello te explicamos primero, qué es un impermeabilizante y los tipos que existen, así sabrás cómo funciona.

¿Qué es un impermeabilizante?

Un impermeabilizante es una sustancia capaz de frenar el paso del agua. Se utiliza principalmente para los revestimientos de inmuebles. Su principal función es la de disminuir o eliminar la porosidad del material de construcción, rellenando posibles filtraciones para alejar la humedad.


Una de sus aplicaciones más comunes es en la construcción civil, donde los impermeabilizantes son ocupados para el aislamiento de cimentaciones, tejados, lajas, soleras, paredes, piscinas, cisternas y depósitos.


Existen diferentes tipos de impermeabilizantes:


  • Impermeabilizantes sintéticos (petróleo)
  • Impermeabilizantes de origen natural (aceite de ricino)
  • Impermeabilizantes orgánicos
  • Impermeabilizantes inorgánicos


También existen otros tipos de impermeabilizantes que son de alta calidad, durables y con acabado estético. Llame a Tecnoconstructor S.A. de C.V. y pregunte por los que necesite.